María de las Mercedes Gabin de Sardoy - Licenciada en Nutrición

 
 
Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Gota y Nutrición

¿En qué consiste esta enfermedad?

La gota es una enfermedad artrítica histórica, un trastorno hereditario, inherente al desorden del metabolismo de las purinas, en donde se acumulan niveles anormales de ácido úrico en sangre (hiperuricemia).

Como consecuencia de esto, se forman uratos de sodio que se depositan como tofos (pequeñas piedritas) en las pequeñas articulaciones y en los tejidos que las rodean pudiendo romperlos y llevar a una artritis crónica con dolor e inflamación en las articulaciones (las articulaciones más comúnmente afectadas son: dedo gordo del pie, manos, rodillas y pabellones auriculares) o en tejidos blandos como el riñón (lo que puede llevar a una insuficiencia renal gotosa).

 

¿Cuáles son las pautas dietéticas usadas en el tratamiento de la gota?

Aunque tradicionalmente se trataba la gota con dietas muy restringidas en purinas, las nuevas drogas disponibles han reemplazado beneficiosamente el uso de tales restricciones.

Aún así, utilizar dietas pobres en purinas puede disminuir el pool de ácido úrico y por lo tanto se recomienda a estos pacientes suprimir aquellos alimentos que por su naturaleza las contienen en alta cantidad. Es fundamental en la insuficiencia renal el beber alcohol con moderación.

El valor calórico de la dieta no debe ser muy bajo, para evitar que se produzca cetonemia; se debe evitar el ayuno. La quema de grasas muy acelerada concentra gran cantidad de cuerpos cetónicos y de ácido úrico en el organismo. El consumio diario de líquido no debe superar los 3 litros/día para no sobrecargar el riñón. Se debe tener cuidado con el sodio.


¿Cuál es la meta terapéutica con la dieta?:

La meta del tratamiento dietético sería: reducir la uricemia, prevenir el ataque agudo y la formación de tofos, educar al paciente para que reconozca los alimentos de acuerdo a su contenido de purinas y sepa cómo distribuirlos, lograr mantener su peso corporal o llevarlo al ideal (esta reducción de peso debe ser gradual, ya que una reducción de la ingesta de energía suficiente para causar cetonemia puede ser uno de los factores que predisponen el ataque agudo).

 

¿Qué ocurre respecto de las bebidas alcohólicas y con las dietas muy estrictas (dietas de muy bajo valor calórico)?:

Las bebidas alcohólicas, bebidas con moderación, no inducen a un ataque agudo. Sin embargo, el etanol intensifica la producción de ácido úrico.

Las dietas muy estrictas, si causan cetonemia (cuerpos cetónicos), pueden predisponer al ataque agudo de la enfermedad. Motivo por el cual, debe evitarse este tipo de tratamientos.


¿Cómo debe ser la dieta diaria de acuerdo al contenido de purinas en los alimentos?:

Los alimentos pueden dividirse en tres grupos de acuerdo a su contenido de purinas:

  • Grupo I o de Alto contenido: anchoas, caldos concentrados, consomé, granos enteros, ganso, arenque, vísceras (hígado, riñón, seso, corazón), extracto o picadillo de carne, perdices, ciervo, jabalí, caballa, mejillones, sardinas, vieiras, arenque, panes dulces, levaduras panaderas-cervecera y de suplemento. Estos alimentos deben omitirse.
  • Grupo II o de Moderado contenido: carnes en general, hortalizas y legumbres (espárragos, porotos secos, lentejas, hongos, arvejas secas, espinacas, apio, coliflor, berro, champiñones, hongos comestibles, brotes de soja). Una porción (50-100 g) de carnes o 1 porción de hortalizas. De este grupo se permiten día por medio en la etapa de remisión.
  • Grupo III o de Muy bajo contenido): panes blancos, galletas, cereales y subproductos, quesos, chocolate, infusiones, huevos, frutas, leche, pastas, aceite, sal, azúcar y dulces. Los alimentos de este grupo pueden consumirse diariamente.

 

 

El nutricionista forma parte del equipo interdisciplinario que trata a los pacientes con gota.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
  www.nutri-salud.com.ar - info@nutri-salud.com.ar - Aviso Legal
CopyRight 2007 - Todos los derechos reservados - Powered by JSA - 2007