María de las Mercedes Gabin de Sardoy - Licenciada en Nutrición

 
 
Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Interacción alcohol y fármacos

El alcohol es una de las sustancias más consumidas en el mundo que en dosis moderadas genera una sensación de relajación y exhibición para poder socializar, pero su ingesta durante un tratamiento que implique la toma de alguna medicación puede ser  perjudicial, tanto con respecto al efecto de la misma como las consecuencias a nivel orgánico que pueda llegar a causar.  Para tener en cuenta las consecuencias, es necesario hacer la siguiente división con respecto al consumo de alcohol:

  • Alcohólicos crónicos: Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se consideran alcohólicos aquellos bebedores excesivos cuya dependencia al alcohol ha alcanzado un grado tal que presentan notables trastornos mentales o interferencia con su salud mental o física, con sus relaciones interpersonales y su funcionamiento social y económico, o bien tienen signos claros a la tendencia a orientarse hacia tales síntomas, por lo que las personas requieren tratamiento. En este tipo de alcohólicos, se produce una alteración de las enzimas dando lugar a la disminución de la acción de algunos fármacos como: warfarina o antidiabéticos orales; por eso presentan una gran tolerancia y es necesario  suministrar dosis más altas de estos.
  • Alcohólicos agudos (ocasionales): En estos el alcohol no permite que actúen correctamente las enzimas hepáticas involucradas en la absorción y efecto del fármaco, provocando así un aumento en las concentraciones de psicotrópicos (medicación psiquiátrica).

De modo más específico el Acta Odontológica de Venezuela , el 1º de febrero de 2011, publicó un artículo sobre la interacción de alcohol y fármacos con el siguiente cuadro:



Entre todo lo dicho, debemos sumar que el alcohol es un antialimento ya que sólo aporta calorías vacías que no pueden ser utilizadas por el organismo y, además, por su acción irritante sobre el estómago y el intestino dificulta la absorción de los alimentos.  Otra controversia que se generó con respecto a la interacción del alcohol con las bebidas deportivas. (VER: Bebidas Energizantes o Energéticas).


En síntesis, no sólo para el tratamiento farmacológico sino para la alimentación en general, el consumo de alcohol puede ser perjudicial para la salud.


http://www.actaodontologica.com/ediciones/2003/1/interacciones_med

 

 

Compartir en Twitter Compartir en Facebook
  www.nutri-salud.com.ar - info@nutri-salud.com.ar - Aviso Legal
CopyRight 2007 - Todos los derechos reservados - Powered by JSA - 2007